?

Log in

No account? Create an account
Maye_Malfter
07 January 2016 @ 02:02 pm
Hace varios meses decidí (por diversas razones) dejar de publicar mis historias en la plataforma de ffnet y quedarme solamente con mi cuenta de ao3 como cuenta activa. Y lo hice. Pero hoy estoy reconsiderando mis desiciones.

No, sigue sin gustarme ffnet. Me sacan de quicio sus limitaciones y glitches, la poca atención que le prestan a las denuncias y en general el cómo pueden hacer desaparecer una cuenta completa sin razones aparentes. No estoy de acuerdo con sus políticas y mucho menos me agrada no poder colocar un simple link en mis historias como si los links externos fueran la causa de todos los males del internet.

Pero (y por mucho que me duela admitirlo) extraño mucho el alcance de mis historias por aquellos lares. Extraño a mis fieles lectores, extraño sentir que no le estaba hablando al vacío. Extraño el contacto, las conversaciones por MP, lo lindo que un simple favorite me hacía sentir. No extraño la plataforma, pero extraño a los lectores que dejé en esa plataforma. Y es por eso que estoy pensando en regresar.

Mi problema es que soy orgullosa, siempre lo ha sido y sé que es algo en lo que tengo que trabajar. Dejé ffnet por una razón y en su momento pensé que lo hacía para siempre jamás. Pero hoy no estoy tan segura de mis convicciones, así como no lo estoy de que a siquiera alguien allá afuera le importe medio pepino mi orgullo.

Quizás debería tragarme mi orgullo y volver a las raices. Regresar aunque no me guste el medio, por el simple hecho de reconectar con esas personitas que siento que dejé atrás.

¿Será?
 
 
At: Here
Currently: thoughtfulthoughtful
Listening: Bohemian Rapsody
 
 
Maye_Malfter
25 June 2015 @ 10:50 pm
Desde hace unos cuantos días he estado desmotivada. La situación en mi país, mi situación monetaria y muchas otras cosas más me han tenido el ánimo más o menos por el nivel freático, lo que inminentemente (y a pesar de mi recientemente adquirido hábito diario) también pasó a afectar mis ganas de escribir ficción.

Sin embargo, hoy decidí probar algo que leí en un manual para escribir slash que estoy traduciendo (del cual tendrán noticias pronto) y ¡BOOM! En menos de nada tengo una nueva escena del muy secreto fic que tengo actualmente como prioridad, con bloqueo o sin bloqueo.

¿Quieren saber qué es ese algo tan frabulloso? Pues ni siquiera se imaginan:


IMG_20150625_191352.jpg

Yup, papel y pluma.

Tan simple como juntar muchas hojas para reciclar, unirlas con un clip, tomar mi bolígrafo favorito, recordar el último cliffhanger en el que dejé a *SPOILER* y ¡ZAZ! Mágicamente y en menos de dos horas pasé de una hoja en blanco a eso que ven arriba y luego a esto:



No, no escribí toda una escena en esa sola hoja,
pero la otra hoja es básicamente un manchón igual a ese, so...

Por supuesto, eso es sólo un borrador de la escena, uno mucho más borrador de lo que yo usualmente consideraría borrador, y está el detalle de que debo transcribirlo luego al documento digital. Pero, a pesar de ser un «simple» borrador, ese papel borroneado que ven allí es ni más ni menos una GRAN parte de la escena que simplemente no hubiera podido escribir de no ser por mi vuelta a las raíces.

Así que si tú que me lees allá afuera estás pasando por un bloqueo como el mío, te recomiendo a ojos cerrados que intentes lo del papel y el lápiz (o pluma). Toma uno negro (o azul) para escribir, uno rojo para corregir/sobre-escribir, and now you're ready to go!

Buena suerte ;)
 
 
Currently: surprisedsurprised
Listening: Cough Syrup - The Glee Cast
 
 
Maye_Malfter
03 June 2015 @ 12:48 pm
Un verbo de habla es aquel que se utiliza después de una línea de diálogo (o parte de ella) en un cuento o relato, y define la acción directa del diálogo en sí. Su importancia radica en el énfasis y dirección que queremos darle al diálogo, pues no es lo mismo decir «—En verdad te odio —bromeó Harry» que decir «—En verdad te odio —confesó Harry». Aparte, también nos sirven para hacer menos repetitivo el diálogo, porque el "dijo" "dijo" "dijo" (al menos a mi parecer) puede volverse algo tendioso.

Debido a lo anterior (y como herramienta para mi misma), hace tiempo me dediqué a recopilar algunos de los verbos de habla utilizados en el libro que estaba leyendo en ese momento (que justo ahora no recuerdo, porque tengo memoria de patata). No es muy extensa, y seguramente le faltan infinidades de verbos, pero como guía y para empezar, me parece que es bastante decente. Aquí se las dejo, por si alguien la quiere:

Y si aún luego de leer todos esos verbos no consigues el verbo que necesitas, mi recomendación es tomar el que más se parezca a lo que quieres expresar y buscar sus sinónimos. Eso es lo que yo hago, y me funciona muy bien.

Espero haber sido de ayuda para alguien allá afuera. Bye bye!
 
 
At: RAE
Currently: calmcalm
Listening: Dark Lord Funk
 
 
Maye_Malfter
03 May 2015 @ 11:22 pm
Una de mis metas de este año (que ya casi va a mitad) es escribir mas historias largas que el año anterior. Para ello, he decidido dejar mi mala costumbre de no utilizar beta readers para mis historias, y digo mala costumbre porque lo es.

Para empezar, yo soy de las escritoras que siempre te va a recomendar el uso de betas. SIEMPRE. Pero casi nunca los ocupo (por no decir nunca), porque aparte de recelosa con mis historias soy quisquillosa, perfeccionista y controladora, o al menos así era. Ahora estoy tratando de cambiar, y uno de mis 12 pasos es justamente delegar ¿Delegar qué? Pues responsabilidades (incluyendo la de editar mis historias); otro de los pasos es confiar en que los demas pueden (y quieren) hacerlo tan bien como yo lo haría.

Yo soy beta reader desde que supe lo que era uno, pero por cosas como el tiempo disponible y otras varias, apenas tengo dos "clientas" medianamente fijas. Bueno, dos y yo misma, porque a cuenta de que soy beta, siempre he beteado mi propio trabajo, y luego ya me desanimo y no busco a nadie, y el ciclo sin fin vuelve a comenzar. O así era, vuelvo y repito. A partir de este año, la cosa debe cambiar.

Y bueno, a propósito de todo este tejemaneje mío con los beta readers, recordé que hace tiempo recopilé mucha información para una sección del foro de ffnet I am sherlocked a la que llamé "TALLER DE BETA-READERS" y en la que se consigue bastante ayuda tanto para los que quieran convertirse en beta readers de otra persona como para los que necesiten editar su propìo trabajo pero no sepan cómo comenzar. Lo dejo aquí por si a las mosquitas.

Para finalizar dejo esta pequeña introducción (también escrita por mi), con la que pueden darse cuenta fácilmente si es que necesitan un beta en su vida o si pueden seguir viviendo sin ellos.
¿En verdad necesito un beta-reader?Collapse )
Bye, bye! ^_^
 
 
Currently: determineddetermined
Listening: Inuyasha OST
 
 
Maye_Malfter
14 April 2015 @ 12:31 pm
En esto de ebooks-tree, hay dos tipos de persona:

  • Las que estamos haciendo todo lo posible para que la cuestión se solucione.

  • Las que dicen que estamos armando demasiado revuelo por un simple buscador, que al fin y al cabo el fanfiction es una copia de algo que alguien ya inventó, y que dejemos de hacernos las interesantes.

En mi opinión, el fanfiction es un trabajo original sin fines de lucro, que si bien está basado en la idea de otras personas, también lleva mucho del autor. Mis historias usan personajes que yo no cree, pero aparte de eso, nadie puede venir a decirme que lo que yo hago no es original por el simple hecho de que utilizo personajes "prestados". La trama, los giros, los acontecimientos, el inicio, el desenlace y cómo se mueve ese universo gracias a determinadas situaciones son todas obra de mi cabecita, y aun a pesar de que todo ocurre en un universo prestado y con personajes adoptados, al tomarlos y moldearlos a mi conveniencia los estoy haciendo míos (no en un nivel legal, pero si en un nivel literario).

Aparte de ello, mi fanfiction (y el de todos) es compartido en plataformas de libre acceso y con el único propósito de entretener, así que, que algún listillo venga a utilizar mi nombre y mis historias para lo que a todas luces puede convertirse en una estafa bancaria a gran escala no es algo con lo que yo me deba (o pueda) quedar cruzada de brazos. No entrar en pánico y gritar lobo, sí, pero ¿no hacer nada? Pues no.

Fracasa mas quien no intenta nada que quien dio la pelea. Si allá afuera hay gente a la que no le interesa en lo mas mínimo el contenido que ellos mismos están creando, bien por ellos, pero mi contenido es mío, mi fanfiction es mío, y así como ellos están en su derecho de no hacer nada y reírse de nuestro "revuelo", asímismo yo estoy en mi completo derecho de ignorarlos y seguirme documentando, para que cosas tan desagradables como ésta no vuelvan a pasarme a mí ni a mis historias.
 
 
Currently: aggravatedaggravated
Listening: Puella Magi Magoka Magica OST
 
 
 
Maye_Malfter
27 February 2015 @ 01:00 am
No soy una gran fan de la incertidumbre.

Tiendo a planear las cosas que haré en el día, qué rutas tomaré, qué desvíos podrían servir si las rutas que tomaré no están disponibles, sacarle provecho a cada salida para bajo mis propios criterios "no perder el tiempo". Criterios parecidos los aplico (o intento) a mi vida en general.

No me gusta la no-certeza. No me gusta "no saber" qué va a pasar. Simplemente es algo que no me gusta. Soy una control freak y overthinker de vieja escuela, y trabajo a todo lo que doy para no serlo, pero esto es lo que hay de momento. Si bien el primer paso es darse cuenta y el segundo es hacer algo para remediarlo, creo que podemos decir que llevo como paso y medio, pero ahi vamos.

Eso soy yo, insegura, 'sobrepensadora' y controladora, algunos me catalogarían de sobreplaneadora, pero todo se deriva (como ya deben haberlo deducido) de la inseguridad. Inseguridad de mi misma, de mis decisiones, de lo que pasará sí... Insegura hasta el infinito y más allá, con un toque bastante notorio de desconfianza en las personas. Pretty awesome, right?

¿Saben qué es completamente contraproducente para alguien con mis patrones de personalidad? Pues comenzar una relación amorosa.

¿Adivinan quién (sin haberlo planeado) se encuentra comenzando una relación amorosa? Nope. No es John Watson.

Todos los que han tenido alguna relación alguna vez saben de lo que hablo cuando digo que el comienzo de las relaciones es lo mejor y peor que puede haber. Lo mejor porque andas con el sistema copado de endorfinas, the thrill of the novelty, y todas esas cosas que nos venden en las novelas rosas y que casi siempre resultan ser verdad de una manera tan cliché que te sientes como si vivieras dentro de un fic muy fluff y sin nada de trama. Pero (y siempre hay un pero), la energía más baja de los nuevos comienzos es precisamente la incertidumbre que viene incluida en el paquete, de la cual nadie te advierte y que no puedes empaquetar para regresarla a la fábrica.

No sabes como es la persona en realidad, así que tienes que comenzar a conocerla. Interactuar, determinar qué le gusta y qué no, averiguar qué tienen en común, fijarte en qué es lo que te gusta a ti y qué no... Descubrirle, cual Colón a su falsa India, sin saber qué esperar ni como actuar ante tal y cual acción o reacción. Darte cuenta de sus límites y fijar los tuyos, aprender la mejor manera de comunicarse mutuamente, indagar; preguntarte una y otra vez si lo que va de camino va gustando o desagradando, y todo eso mientras la otra persona hace lo mismo contigo. En fin, incertidumbre en su máxima expresión.

Muchas veces llegas a un lugar en el cual descubres que no te gusta tanto estar, y hay que hablarlo para salir de allí. Así que doble ración de incertidumbre, pues por mucho que se conozcan nadie es capaz de anticipar lo que el otro participante de la relación va a sentir, pensar o decir ante tu planteamiento. En pocas palabras, toca conversar y esperar a que el otro responda. Ugh~

En momentos como esos es cuando te preguntas "¿De verdad vale la pena? Si estando sola nadie me hiere ni me hace cuestionarme cosas ¿De verdad vale el esfuerzo todo esto?" Interrogantes cuya respuesta nadie sabe con certeza, y en las que nadie puede pasarte la cheatsheet para que hagas trampa porque en temas del corazón todos estamos igual de perdidos.

De paso, también comienzan a salir a la luz temas como el miedo a comprometerse, el miedo a ser herido y (¿por qué no?) la tendencia patológica a huir por la derecha antes de que las cosas se tornen poco manejables. Comienzas a ver tormentas donde no las hay o a hacerte de la vista gorda ante verdaderas catástrofes naturales. Comienzas a dudar hasta de tu sombra, pues nada es seguro, y apenas te vas dando cuenta de que no sabes si dártelas de moderna y hacer que no te importa o dártelas de clásica y stalkearle cual Sherlock Holmes victoriano. A lo mejor hasta notas un exceso de límites o de plano te das cuenta de que no has establecido ninguno... Y aquí es cuando comienzas a hiperventilar dentro de una bolsa de papel.

Definitivamente, comenzar una relación es complicado. No sé como es que mis pobres OTP soportan que yo los obligue a hacerlo cada que me da la inspiración. La verdad (y a partir de ahora), les tendré un poquito de compasión a mis desdichados personajes.
 
 
Currently: cynicalcynical
Listening: Lost Stars - Adam Levine
 
 
Maye_Malfter
15 September 2014 @ 12:35 am
Acabo de hablar con alguien que hace muchos muchos años fue mi amigo. Fuimos amigos desde que tengo memoria y dejamos de serlo por cosas que parecen grandes cuando uno tiene 15 años pero que cuando tienes 24 no lo son tanto. Incluso llegamos a tener "chispas" y toda la cosa, pero que nunca pasaron de allí. Después la vida adulta pasó, él se fue del país, y ahora somos algo así como "amigos lejanos".

A pesar de eso, cada vez que conversamos como dios manda (más o menos cada luna azul), siempre es muy muy fácil conversar con él. Los temas de conversación son fáciles de encontrar, las risas van y vienen, y siempre (por alguna extraña razón) termino viendo sus variadas fotos de sus variados viajes. Esta vez, le tocó enseñarme Londres.

La cosa es que siempre (o al menos que yo recuerde) cuando terminamos de conversar quedo con un dejo de... ¿nostalgia? de esos que te hacen sentir vacíos raros en la panza. Y termino preguntándome "¿qué hubiera pasado si...?"

Los hubieras no son sanos, ni agradables. En las palabras de mi sabio medimago Malfoy "Los hubiera no devuelven el tiempo". Aún así, me es virtualmente inevitable sentirme de esta manera cuando las conversaciones de luna azul tienen lugar, y no puedo dejar de preguntarme: ¿Se sentirá igual del otro lado? Lo más probable es que nunca lo sepa.
 
 
Currently: nostalgicnostalgic
Listening: And the waltz goes on - Anthony Hopkins and André Rieu
 
 
Maye_Malfter
08 September 2014 @ 12:17 am
Y a propósito de mi fic drarry más nuevo "¿Amante?" un pequeño bosquejo del departamento de mi sanador/medimago/psicomago Draco Lucius Malfoy Black *claps claps*

Draco's Place sketch
(clic en la imagen para verla más grandota XD)

Básicamente, la parte izquierda viene a ser la planta baja, y la parte derecha es el piso de arriba. Meh~ Que yo sin mis instrumentos de dibujo técnico hago bosquejos más abstractos que picasso tehehe... En fin, que si tienen espejo ahi se ven (y si van al fic, no les cuesta nada comentar *wink*). See ya!
 
 
Currently: contentcontent
Listening: Viva la Vida (Classical Cover) - Aston
 
 
Maye_Malfter
16 August 2014 @ 01:06 am
“Only when you make art that isn't for everyone do you have a chance to connect with someone.” ("Sólo cuando haces arte que no es para todas las personas, es que tienes la oportunidad de conectar con una.") – Seth Godin in The Icarus Deception

Hace unos días comencé a publicar un fic que llevaba casi dos años escribiendo, en el que llevo invertido corazón y medio y el cual trata temas un poco delicados y mucho más profundos de lo que siempre había estado acostumbrada a escribir. Decir que estaba aterrada por publicarlo es quedarse cortos.

E
l fic es un drarry, y trata temas como la depresión, la infidelidad, el abuso psicológico (leve), la baja autoestima, el miedo al compromiso y otras cosas más que si nos ponemos a ver no son del todo "mágicas". Usé a mis magos londinenses para contar una historia de amor, corazones rotos y desengaños que poco o nada tiene que ver con el mundo mágico en el cual está ambientada, y mucho o todo tiene que ver con lo que pasa con una buena persona a la que le suceden cosas no tan buenas, y lo que le pasa a la gente a su alrededor.

Como todos aquí deben saber, mi meta es convertirme en escritora de profesión algún día, con libros publicados y todo lo que implica, pero siendo honestos, eso de crearme mundos fantásticos y elaborados del tipo GRR Martin, JRR Tolkien y hasta la misma JK Rowling no es mucho lo mío (al menos por ahora). Por lo tanto, me gusta enfocarme en lo que hay dentro, en vez de en lo que hay fuera. Explorar y entender facetas del ser humano, jugando con situaciones que pongan a mis protagonistas a pensar y reaccionar. En pocas palabras, me gusta meterlos en berenjenales para averiguar cómo salen de ellos. Muy buena yo con mis héroes, ¿cierto?

La cita del principio viene a cuento porque alguien me comentó que mi fic se nota que podrá servir para que la gente que lo lea se sienta identificada, y eso es exactamente el punto de mi deseo de ser escritora. Quiero escribir historias que conecten con alguien, y que toquen vidas, más que historias que gusten a todos. Quiero escribir de retos y de desengaños, porque escribir de proezas es mucho más sencillo, pero en escribir de derrotas hay mucha más sustancia.

"Escribe de lo que te incomoda, y no de lo que te hace feliz" leí alguna vez (o al menos eso creo), y nunca hubo frase mas acertada. Claro, amo escribir cosas sencillas y con finales felices, pero me gusta también ponerle detalles escabrosos y hacer a mis personajes caerse varias veces para que el final feliz les sepa mejor.

Y es que escribiendo cosas dentro de mi zona de confort quizás también pueda tocar algunos corazones, pero escribiendo cosas fuera de ella sé a ciencia cierta de que puedo tocar el mío.
 
 
Currently: thoughtfulthoughtful
Listening: Who are you really? - Mikky Ekko
 
 
Maye_Malfter
31 July 2014 @ 02:28 pm
Hace ya casi 13 años, en mi cumpleaños nº 11, mi tío me regaló un libro.

Se titulaba "Harry Potter y el prisionero de azkaban", tenía portada naranja y la ilustración de un niño medio raro con una niña de pelo abundante, montando a lomos de un animal mitológico que ni idea en ese momento de cómo se llamaba.

Siempre me ha gustado leer, y mi familia materna comparte mi afición, así que el regalo venía a cuento porque estaba de vacaciones, era mi cumpleaños, y los libros de esa cierta fulana británica estaban de moda y tenían buenas críticas.

Me reí, abracé a mi tío muy fuerte, y le dí las gracias, volviendo a reír cuando me dí cuenta de que la primera página rezaba "En caso de aburrimiento, rompa el vidrio... digo... Abra el libro."

Recuerdo haberlo inspeccionado luego de varios días para descubrir que no era el primero de la saga, sino el tercero, y que la saga apenas llevaba cuatro libros. Por ese entonces yo no tenía internet, y lo que sabía de la saga lo sabía a la vieja escuela: Por la prensa. El libro quedó en algún lugar de mi habitación, y no volví a él hasta pasadas varias semanas.

A estas alturas ya no recuerdo muy bien cómo fue que lo comencé a leer. Sólo sé que en el momento en el que leí la primera página (Capítulo 1: Lechuzas Mensajeras) mi vida cambió, y ya no pude dejar de leer las aventuras del niño mago - no que quisiera dejar de leer, tampoco. A pesar de las brechas en la información, a causa de haber comenzado a leer desde la tercera entrega, el mundo mágico y todo lo referente al tal Harry Potter y sus amigos se volvió mi hobby/afición/obsesión.

Terminé el libro, me enamoré de Sirius (y de todos, ¡vaya!) y quise saber más más MÁS. Todo mundo se enteró de que algo me pasaba con esos libros, y comenzaron a aceptar a Harry como un miembro más de la familia y de mi vida, a tal punto que aún con esta edad que tengo hay gente que me conoció por esas épocas (y que yo no reconozco porque mi memoria es una calamidad cuando se trata de personas) y me dice "Yo si me acuerdo de tí. Te gustaba mucho Harry Potter" con el mismo tono con el que podrían estar diciendo "te recuerdo, llevabas anteojos" o algo así.

Cómo el mundo está repleto de casualidades, mi vida no fue la excepción. En el mismo año en el que conocí al primer amor ficticio de mi vida, y apenas cuatro meses después, Chris Columbus y asociados decidieron que era buena fecha para lanzar la primera película basada en la saga del niño mago, lo que se tradujo en más material para mi creciente colección (la cual aún conservo, por supuesto).

Harry Potter fue (y aún es) mi mundo secreto al cual poder escapar cuando las cosas comenzaron a ir "no tan bien" en algún punto de mi adolescencia. Crecí con él, me enamoré con él, lloré con él y aún soy conocida por ser "la niña a la que le gustaba Harry Potter". El mundo que Jo Rowling creó hace casi dos décadas es para mi la cosa a la que le debo millones de ratos felices cuando la realidad atacaba con la fiereza propia de la edad en la que todos nos estiramos y no sabemos a dónde pertenecemos, la edad de los niños crueles y las nuevas responsabilidades, la edad de los cambios, la edad en la que Harry derrotó al Señor Oscuro, y la edad en la que yo comencé a librar mi propia batalla personal.

Tengo casi 24 años, y me he pasado más de la mitad de mi vida siendo acompañada por ese muchachito esmirriado, de cabello alborotado, gafas redondas, y cicatriz en forma de rayo, a tal punto que estoy completamente segura de que no sería quién soy si nunca lo hubiera conocido a él. Le debo tanto, que mientras escribo esto se me quieren salir las lagrimitas, y sé que tal como yo, muchos allá afuera crecieron con Harry de una forma o de otra, y hoy celebran alegres el arribo a los 34 años de nuestro pequeño niño de verano.

Muchas gracias, Harry Potter, por haberme acompañado y seguirme acompañando. Y gracias a Jo, porque sin ella y su mundo mágico, mi vida nunca hubiese sido la misma.

¡Feliz cumpleaños, Joanne! ¡Y feliz cumpleaños para tí también, cuatro ojos! 
 
 
Currently: touchedtouched
Listening: Harry Potter - The Complete Soundtrack